Resultado de Argentina vs Venezuela (4-1)

Partido por la Copa América - Cuartos de final

4

1

Copa América 2016, Cuartos de final
18 de Junio 2016 - 19:00

A paso firme, avanza Argentina a semifinales

Higuaín recuperó la confianza con dos goles y Messi alcanzó a Batistuta como máximo goleador de la selección

En un partido emocionante donde el buen juego no sobró y los errores defensivos acrecentaron los marcadores, Argentina cumplió con su historia y con su gente y se metió en la semifinal ante Estados Unidos.

Argentina salió decidida a no dejar pasar estar oportunidad de llegar a la final. En tan solo tres minutos, la albiceleste ya había llegado tres veces al arco venezolano con dos intervenciones de Messi. En la segunda llegada, hicieron falta seis jugadores para evitar el remate de Messi. El segundo remate de Messi fue desde izquierda a colocar y se perdió por pocos centímetros en el segundo palo.

El primer gol argentino llegó a tan solo ocho minutos cuando Messi dio una asistencia increíble desde banda derecha que Higuaín supo definir de manera exquisita cambiándole el palo a Hernández.

A los 21 minutos, hubo un penal clarísimo sobre Messi que el árbitro no cobró. Poco después, llegó el segundo gol albiceleste, después de un error garrafal de Figuera que quiso pasarle el balón a su arquero pero le dejó un regalo a Higuaín que gambeteó y no perdonó.

El Chiquito Romero demostró nuevamente que el equipo puede contar con su presencia con tres apariciones clave. El primero fue un remate fuerte de Rondón después de un error poco común de Mascherano. El segundo fue una pelota que se le colaba por arriba y el tercero el penal que atajó.

Al minuto 42, el arquero argentino cometió un penal innecesario en una pelota de bajo riesgo. La ejecución de Ceijas fue para los suspiros. Romero esperó hasta último segundo para tirarse, y para la sorpresa de todos, el delantero venezolano quiso colgarla suavemente al medio, pero demasiado suave salió el balón y se encontró con los brazos de Romero.

En los últimos diez minutos del primer tiempo, Argentina perdió la concentración y se vio envuelta en tres situaciones claras para Venezuela, que gracias al Chiquito Romero, no se vieron reflejados en el marcador.

Ni bien empezada la segunda mitad del encuentro, Gaitán se adentró en el área chica después de una asistencia de Messi, que luego Higuaín no pudo definir. A los 59 minutos, llegó el esperado gol de Messi, después de otro error en el mediocampo venezolano. Esta vez fue de caño al arquero y alcanzó así a Batistuta como máximo goleador histórico de la selección argentina.

El descuento de Venezuela llegó después de un error en la salida de Funes Moris, cuando Figuera envió un centro perfecto que Rondón colocó muy bien de cabeza. El cuarto y último gol argentino llegó de la mano de Lamela al minuto 70, que marca así su segundo gol en esta Copa América.

En general, fue un partido desordenado, donde Argentina brilló de momentos con su superioridad individual y colectiva, y en otros se planteó un juego trabado. Los errores determinaron gran parte del resultado final; de los cinco goles del partido, tres llegaron después de errores en la salida de la defensa.

Venezuela fue peligrosa y tuvo claras oportunidades para hacerle partido a la Selección Argentina. Lamentablemente planteó un encuentro más físico que táctico; con algunos momentos en los que llegó a sacrificar dos tarjetas amarillas en una misma jugada para frenar a Messi. Salió a jugar al choque y el resultado fue un partido más laborioso que gustoso.

Argentina, por su lado, no deslumbró tácticamente, aunque cada vez que lograba abrir el mediocampo, sus delanteros hacían maravillas. En general, tuvo más definición que construcción de jugadas, y de momentos, le faltó encontrar el vínculo entre Mascherano, que tenía que retroceder frecuentemente detrás de los dos centrales, y Banegas en el mediocampo. Además, tuvo claros problemas en la defensa, con un Mascherano que no jugó su mejor partido. Tuvo muchos descuidos en la salida y en la defensa de pelota parada, que por fortuna Venezuela no supo capitalizar. Son descuidos que una selección que aspira a salir campeona de América no puede darse el lujo de cometer, sobretodo en esta etapa decisiva.

Esta historia continúa y Argentina tiene mucho que mejorar. Primero, necesita saber controlar mejor el partido cuando lo va ganando; aceitar el vínculo en el mediocampo y dejar que la pelota fluya. Segundo, evitar errores defensivos innecesarios que se pagan muy caro ante rivales superiores. Como suele decirse, el fútbol se define en las áreas, y ahí fue justamente donde Argentina hizo bien las cosas. Desde Romero, que tuvo una actuación pletórica, hasta Messi e Higuaín que fueron efectivos en el área venezolana y le dieron el tan esperado pase a la semifinal a los hinchas argentinos.